Kiraya´s

Un blog más

Archivar para el mes “mayo, 2012”

¡¡Nos vamos!! La Odisea III. Aquí no es


LA ODISEA III – Aquí no es

Cada vez más lejos de la semana infernal, se hace difícil recordar los detalles, y todos los paseos que supusieron llegar a una meta, parecen ahora virutas de vallas de madera podridas que uno saltaba de niño para ir donde el vecino. Leer más…

Mónica


Allá por el mes de Abril, me dio por esribir esta parrafada pensando en Mónica, que se pone a organizar eventos y no se le escapa ni el más mínimo detalle. Y yo, sabiéndolo, voy y le cuento mis problemas para asistir a la celebración de su boda, por si no tenía ya bastante en qué pensar… Leer más…

¡¡Nos vamos!! La Odisea II


NOTA: En el bloque de categorías del blog se encuentra una llamada “¡¡Nos vamos!!” desde donde se pueden localizar todas las entradas que componen esta historia.

LA ODISEA. PARTE II

“Justo cuando encontré las respuestas a la vida, me cambiaron las preguntas” Leer más…

Civil, el adjetivo que solo es sustantivo si se viste de uniforme.


Las tantas, poco que hacer, hora de ir a dormir, y yo con los ojos pegados a la pantalla. Estos son momentos críticos, puede pasar cualquier cosa, y puedo no ser consciente de lo que ocurra. Leer más…

[GALEGO] Esta é a miña lingua.


Con motivo do Día das Letras Galegas, quería deixar unhas cantas frases en galego neste pequeno tobo que construín na blogosfera.

17/05/2012

O primeiro que hei de facer é pedir desculpas polo meu galego. Hai tanto tempo que non o uso, que ademáis de obsoleto -de arcaico que vai quedando-, está oxidado -do nulo uso que del fago-. O meu discurso natural é en castelán, e agora que resido fóra, tócame procurar as verbas en inglés. Perdoádeme pola miña bravura, a bravura de encarar unha entrada escrita nunha lingua que estou ben lonxe de dominar, pero sobre todo, perdoádeme por non dominar unha das miñas linguas madre. É certo que os xogos de desacordos que os expertos fixeron coa sua normativización son en parte a causa do meu desdominio. Pero tamén teño de asumir a miña responsabilidade: o desinterese, a despreocupación, o deixarme caducar sen mirar para unha cultura que quere crecer e que eu deixo morrer en min. Perdoádeme por non ter posto o meu graíño de area, a miña mota de pó, o meu pequeno día a día.

Hoxe estamos de celebración. Este ano dedicamos o Día das Letras Galegas a Valentín Paz-Andrade, de quen cáseque non coñezo nin o nome. Éme familiar, si; e máis nada; tal é a miña desligazón coa terra e os seus froitos. A saber, seica din con algunha das súas obras na casa da miña nai, entre as cousas que o meu irmán, o dos Cultivos Mariños, deixou cando marchou.

Pola miña parte, este ano empezarei unha cruzada lingüística que non me vou comprometer a seguir… -porque se me coñezo un bocadiño, non saberei como…- pero é o meu desexo voltar, dalgún xeito, á orixe e reafacerme a esta miña lingua, a lo menos un pouco. Si, esta miña lingua que deixei esquecida, en desuso, e que non soubo menos que deixar as súas pegadas impresas nalgún recuncho da miña cabeza; un sinal turbio, pero suficiente para achegala e traela de volta.

¡¡Nos vamos!! La Odisea I


LA ODISEA I. Familia de formularios E-303

Internet es un gran invento, uno puede encontrar ahí toda la información que necesita… y también toda la que no necesita y unas cuantas altas dosis de desinformación. Esto es terrible, pero tendemos a asustarnos más de un coco de cuya existencia no tenemos constancia, o del hombre del saco al que nunca hemos llegado a sufrir.

Diría que todo comenzó la semana pasada, pero sin poner la mano en el fuego porque lo del paso del tiempo, ya no sé muy bien cómo va. Hay días eternos, noches eternas, horas eternas, segundos más eternos… y todos los mismos, también los hay efímeros… con tanto ir y venir, yo ya ni tengo referencias ni percepciones de tiempo.

Nuestra actividad recopiladora de información no fue inútil hasta que topamos con el CAISS (Centro de Atención e Información de la Seguridad Social) de San Pedro de Mezonzo, pero esto ya forma parte de “La Odisea. Suicídese quien aún pueda”. Leer más…

Que no vuelva


Ayer, si no fue antes de ayer, me levanté relativamente pronto. Era extraño que MiTH se hubiese instalado con el portátil en el área “comedor” de nuestra habitación, pero tampoco le di importancia. Leer más…

¡¡Nos vamos!! Preliminar a La Odisea


Contexto:

Al terminar el curso, MiTH (@mithito), que vive del paro que le queda, se muda a A Coruña sin haber consultado acerca de mudarse, y encima a distinta Comunidad Autónoma, cuando se está cobrando el paro. Nos alojamos en un pueblo llamado Arteixo, con un buen amigo, @Celebdel. Para más detalles ver Introducción.

TANTEANDO EL TERRENO. PRELIMINAR A LA ODISEA

Lo más difícil de preparar un viaje, es conseguir que los viajantes empiecen a organizarse –esto en primer término, luego… los dioses y sus caprichos se harán notar–. En nuestro caso, un buen comienzo era averiguar qué se hacía con la prestación por desempleo que MiTH estaba cobrando… pero a este ya le costaba bastante solamente pensar en tener que ir a sellar a no se sabía dónde, teniendo el convencimiento de que habría de ser en Zamora. Pues bien, podríamos decir que todo comenzó cuando tirándole de las orejas, me lo llevé al “no sé qué de juventud” de Arteixo, donde ya había podido comprobar que había una sala para asuntos del INEM, una máquina para sellar (que no había usado porque yo lo hice por internet) y al menos dos muchachas muy dispuestas a trabajar.

MiTH, convencido de que la Administración era incapaz de dar buena cuenta de las nuevas tecnologías para hacernos a todos la vida más fácil, no daba crédito, pero hallóse allí arrastrado por las orejas tratando de sellar vía maquinita… y no funcionó. Pero cuando ya parecía que iba a ser imposible “pasar revista” si no era presentándose en la oficina de Zamora, una de las muchachas a las que pagamos por trabajar (y no por solamente ocupar un puesto de trabajo, como al parecer ocurre con Conchita y su séquito del CAISS de San Pedro de Mezonzo) hizo uso de ese aparato tan raro que sirve, entre otras cosas, para no marear tanto al contribuyente, que tradicionalmente suena “ring” y que no es para llamar a puerta alguna: el teléfono. Y entonces se solucionó el problema, lo que nos hizo muy felices porque pensábamos, al menos los que sabíamos qué significa lo que sigue, que nos habíamos librado de ir al INEM de Orillamar: el maxiINEM, si fuera un super.

Bien. Ya tenemos actualizada la tarjeta del paro, seguiremos cobrando como hasta ahora… bueno, un poco menos, que ya toca la reducción.

¿A qué se debe la reducción?, ¿a que cuanto menos tienes, menos necesitas?, a lo mejor es que una vez demostrado que te las apañas con menos que cuando trabajabas y disponiendo de más rato para el ocio, tenemos que comprobar hasta qué punto eres capaz de ingeniártelas para sobrevivir. Por ello vamos reduciendo la pensión, exprimiendo poco a poco para concretar más la agonía y poder estudiarla en detalle…

Tras esto, llega un período de calma en que no hay ningún avance en nuestra aventura papelística. Pero no es como tomarse un respiro, pues ser consciente de que queda mucho por hacer imposibilita -o al menos dificulta- los respiros.

Los que se ponen delante de un fusil con dos cojones son tontos, valientes o ambas cosas. Yo no.


En más de una ocasión nos han dicho que somos valientes. Valientes por abandonar nuestra cuna y formar nuestras vidas en una cuna distinta.

¿No es esto lo que se hace al crecer? ¿Acaso no dejamos el nido para criar a nuestros propios polluelos en un nido propio?

No somos valientes por dejar España y tratar de labrarnos un futuro en otro país. Esto no es valentía, es sentido práctico, es no saberse atado a un lugar por afectos, ni humanos ni materiales. Valientes son los “que nadie escribió”, que asoman la patita al otro lado de la patria en el lugar y en el momento en que proyectiles implacables llenan el aire y no perdonan a nadie. Valiente es el Sargento José Moreno Ramos, que dio prioridad a la humanidad sobre el miedo; valiente es Iván, que estando herido no lloriqueó pidiendo el calor de la compañía humana; valientes son los cabos presentes, y valiente es el teniente de turno.

Los que migramos a otro país porque España se niega, o no puede, darnos unas condiciones mínimas para vivir, no somos valientes, sobrevivimos a una crisis del bolsillo, y de los valores; y aprendemos a mirar la cuna con otros ojos, desde fuera, porque el que no sale del hambre de su madriguera, no se nutre del alimento silvestre que ofrece el bosque.

Navegador de artículos

Geography Blog

Un blog más

Hablando solo

¿y tu que haces por aqui?

Perdonen que no me levante

Diarreas mentales de un pendejo electrónico

Incontinencia Verbal

Just another WordPress.com weblog

historias para no dormir

Just another Wordpress.com weblog

Respuestas Habituales

Sólo otro sitio WordPress.com

MiDimension

Un blog más

Xataka Ciencia

Un blog más

Calle Melancolía

Un blog más

Un blog más

UNA DE RIZOS...

Un blog más

M&M&M's Trip

Las aventuras de tres españolitos en UK