Kiraya´s

Un blog más

Mónica


Allá por el mes de Abril, me dio por esribir esta parrafada pensando en Mónica, que se pone a organizar eventos y no se le escapa ni el más mínimo detalle. Y yo, sabiéndolo, voy y le cuento mis problemas para asistir a la celebración de su boda, por si no tenía ya bastante en qué pensar…No conozco a Mónica. Sí, la puedo identificar y diferenciar de otras personas, físicamente, pero no la conozco. Compartimos escasos momentos de nuestras vidas porque tenemos una persona en común, y eso es todo.

Sin embargo, desde el primer momento me resultó fácil interactuar con ella. Y todos los momentos siguientes no supusieron nunca una contradicción del primero. Mónica es tenaz y eficiente cuando se fija un objetivo. Podría decirse que es testaruda, y, a mis inexpertos ojos, sería un error. Quizá es, además, testaruda. No lo sé. En mi experiencia no se ha detectado terquedad como tal, así que no puedo yo decir que sea cabezota.

Y claro, lo consigue. Consigue lo que se propone.

El problema de Mónica es que piensa demasiado. No es que piense demasiado en un sentido victimista o existencialista. No. Piensa demasiado en los demás. Se interesa por todo el mundo, empieza una nueva relación queriéndote, y mientras no le enseñes que no mereces su afecto, seguirá teniéndote aprecio en todo el proceso de conocerte. Y aunque llegue algún día a conocerte, seguramente seguirá siendo capaz de quererte. Creo que es una amiga incondicional, fácil de mantener en tu vida y dispuesta a dar lo necesario para hacerte sentir bien.

Ese es el problema. Amar a las personas, voluntad de ayudar al prójimo y… tenacidad. No se puede ser ambicioso si además te gusta agasajar a tus seres queridos, demostrarles tu cariño con originalidad, ayudarles cuando sientes que necesitan de alguien… No se puede porque es inabarcable.

Y por eso hay que mimar a Mónica. Porque de repente quiere darte lo más que puede, a ti, y al vecino, y al otro y al otro. Y no da abasto. Mónica es una supermujer, pero con el grave defecto de ser real. No es un personaje imaginado, no es ficticia.

Mónica tiene sentido práctico, lo que parece contradictorio en una persona que se da a los demás. No es una contradicción. Y el resultado de la mezcla es Mónica. Es inteligente, y por eso puede analizar sus excesos y comprender que intenta abarcar demasiado. Pero como es incapaz de dejar nada a medias, seguirá insistiendo. No desde la obstinación, sino desde el sentido común: pensando. Le dará más y más vueltas al asunto hasta encontrar una vía alternativa. No se aferra a la idea, sino al objetivo.

Así tenemos lo que tenemos. Estos días, un lote de gente hace cuentas y se prepara para asistir a uno de los eventos más importantes de la vida de Mónica. Y Mónica no puede dejar a cada cual que se busque la vida, no, tiene que ponerse en la situación de cada uno, calcular qué problemas pueden darse, medir la capacidad de la otra persona para desenvolverse y empezar a buscar la forma de hacerles el camino más fácil: si te las apañas, que lo hagas con más soltura, y si no te las apañas, ya ella te dará las pautas para que resuelvas.

Hacer esto con cada persona es imposible. Pero Mónica lo intenta. Y como la máquina tiene límites, Mónica puede llegar al borde de su capacidad y explotar.

Por eso a Mónica no se le deben decir ciertas cosas… y yo le dije que como no teníamos tarjeta de crédito nos ponían pegas para alquilar un coche. Por suerte, Mónica ya tenía en mente evitar alquileres o abaratarlos, así que no meterá en su inquieta cabeza un dato más, lo de la tarjeta. ¿Pero y si no hubiese ella pensado en evitar alquileres de coches? Entre toda la complicada red de personas y sus situaciones asociadas, tendría que añadir lo de la tarjeta.

Absurdo, ¿verdad? ¿Qué importancia tiene la tarjeta? Pues nada, para Mónica puede llegar a tener la misma importancia que las flores del ramo de novia. ¿Qué importa si son naturales o no? ¿Qué más da el color o la forma? ¿A quién le importa el tamaño de las flores? ¿Y el del ramo? Lo de la tarjeta no da para tanta característica, pero igualmente será importante. No es una cuestión descartable de entre la lista de cosas en las que Mónica tiene que pensar. No. Mónica piensa en todo, perdón, en TODO.

Si eres así, llega un momento en que no das más de ti. El mundo quiere comerte, se te echa encima con crueldad y tú no puedes hacerte cargo de todo. Te defiendes del mundo, que pesa tanto. Tomas plena consciencia de la absurdez general, de las limitaciones humanas, del modo exagerado en que apreciamos cualquier situación… Comprendes la vanalidad de todo, pero sigue importándote. Quieres sacudirte el mundo de encima, pero sigue pegándose a ti. Así que, dejas de explorar posibilidades consultando con los demás, ya no te importa, te aburre. Cualquier cosa que hagan está mal, sobra, es tediosa, irritante o cansina. Y cualquier cosa que no hagan sigue siendo lo que tenían que haber hecho y lo que es mejor no haber probado… y molesto, y aburrido. Todo te chincha, y es cuando llega el experto de turno y te diagnostica “estrés”.

Por eso, aunque al final “lo de la tarjeta” se haya quedado en el olvido porque había alternativas diversas, debo disculparme por tan tremendo error. Jamás debí haber mencionado “lo de la tarjeta”.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Geography Blog

Un blog más

Hablando solo

¿y tu que haces por aqui?

Perdonen que no me levante

Diarreas mentales de un pendejo electrónico

Incontinencia Verbal

Just another WordPress.com weblog

historias para no dormir

Just another Wordpress.com weblog

Respuestas Habituales

Sólo otro sitio WordPress.com

MiDimension

Un blog más

Xataka Ciencia

Un blog más

Calle Melancolía

Un blog más

Un blog más

UNA DE RIZOS...

Un blog más

M&M&M's Trip

Las aventuras de tres españolitos en UK

A %d blogueros les gusta esto: