Kiraya´s

Un blog más

Mantecados de vino. Sin manteca y sin vino


Hoy PzikoNauts anunciaba en Twitter que se estrenaba en el arte de fabricar galletas. Me recordó mis mantecados y cómo la cocina es agradecida si uno la practica con mimo e ilusión.

Hace un par de meses me apetecieron los mantecaditos, así que, basándome en una receta de la tía Pilar que solo había puesto a prueba un par de veces en toda mi vida, me lancé sin más, usando las manos al son de la tonada que la batuta de mi intuición quiso dirigir. La orquesta de ingredientes alcanzó el clímax en el horno, de donde salió transformada en pequeñas piezas de sabor suave que tampoco se hacían despreciar.

Al anunciar en Facebook que había hecho algo tan paradójico o incoherente como un mantecado sin manteca o un “de vino” sin vino, Raquel me preguntó al respecto y me pidió la receta. Esto fue lo que le respondí:

Hice el proceso de manera intuitiva, así que no sé las cantidades exactas. El resultado es es una mezcla de “nevadito” y “rosco de vino”, pero con aroma anisado. Si no te gusta el anís, mete vino blanco, que es lo suyo.
Inicialmente pensé en hacer los mantecados de vino sin manteca y sustituyendo vino por cerveza (que aquí es más asequible). Hasta ahora, la cerveza me ha funcionado muy bien, como sustituto del vino, en cualquier masa -incluso en guisos y apaños penosos de caldeiradas-.
Entonces se me ocurrió que un toque de anís no les iría mal, y como tengo una botella de anís griego muerta de risa desde las orejas carnavaleras del año pasado, me animé a experimentar.
Minimizaría el riesgo de incomestibilidad absoluta preparando unos cuantos de cerveza y otros cuantos de anís. En el último momento, decidí que me bastaba la mitad y me quedé con los primeros, que eran los de anís, sin llegar a hacer los otros.

PROCESO:
Cogí un par de puñados de harina, no gran cantidad. Le insuflé un chorro de aceite de girasol, un chorro de anís y un pellizco de sal. Al arrejuntar todo, me encuentro con una masa quebradiza con la que no puedo trabajar agusto. Abro el grifo del agua caliente, dejo correr el agua unos segundos y me empapo las manos, que llevo inmediatamente a la masa para hidratarla.
El tratamiento hidrante fue exitoso y la masa se volvió amigable. Suave, flexible y dispuesta a ser trabajada sin oponerse.
La cantidad de masa resultante sería muy justa para “la tapa” en una empanada, e insuficiente para la base. Hace una bola de no más de 15 cm de diámetro, probablemente de 12 ó 13. Véase una empanada de tamaño normal de bandeja de horno casero.
Estiro la masa en una sola capa de cierto grosor, 1 cm quizá, y uso la boca de un vaso de chupito para recortar circulitos. Arrojo los circulitos de masa sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno de ese que no pega. Reamaso las sobras y repito el procedimiento. Cuando ya solo me queda una mierdecilla, hago un par de bolitas a mano y las aplasto un poco antes de ponerlas también en la bandeja.
Precalentado el horno a 150 ºC, meto mi bandeja de circulitos durante 25 minutos.
Saco la bandeja y, sin dejar que los inventos resultantes se enfríen, los rebozo, uno a uno, en azúcar glas y los voy dejando en un táper forrado con una lámina de papel de cocina (de ese papel absorbente que viene en un rollo).

Notas:
-mi anís casi no se nota porque es todo alcohol, no sé qué pasaría al usar anís El Mono, que sí que aromatiza.
-mi harina es la que aquí llaman “self raising”, esto es que viene con algún tipo de sustancia levedadora incluida. Con harina “normal”, tal vez se requiera levadura, no lo sé.
-el azúcar no me molesté en tamizarlo y me sirvió igualmente. Al fin y al cabo, quiero rebozar bien los “esos”, no espolvorearlos. Puedes usar azúcar de grano normal. Me da la sensación de que el glass “se pega” más, por eso lo preferí.
-la textura del resultado es galletosa-polvoronosa, no mantecadosa. Se parecen más a polvorones que a mantecados, pero claro, ahí de gustito de almendra, nada de nada (mmm, la próxima vez les pondré unas gotas de saborizante de almendra…).

Ingredientes:

-un par de puñados de harina “self rising” o harina normal + levadura

-un chorro de aceite de girasol

-un chorro de anís

-un pellizco de sal

-un nada de agua si es preciso hidratar la masa

-un cuenco con azúcar glas

Procedimiento:

Preparar la bandeja que va a ir al horno, cubriéndola con papel de hornear (en caso de necesidad, úsese papel de aluminio pero con harina espolvoreada sobre él).

Mezclar todos los ingredientes excepto el azúcar glas.

Amasar hasta obtener una masa homogénea, más o menos flexible y suave.

Estirar la masa en una capa de aproximadamente 1 cm (al gusto en realidad).

Usar un molde para recortar las formas deseadas (yo hice circulitos con un vaso de chupito) e irlas dejando en la bandeja que va a ir al horno, no muy apretadas ya que crecerán un poco.

Hornear a 150 ºC, precalentado, durante 25 min.

Sacar la bandeja y empezar inmediatamente a rebozar las figuritas en el azúcar glas, antes de que se enfríen.

Resultado:

¿Os acordáis de los “nevaditos” de Reglero? Pues esto es algo parecido. No igual, repito: NO ES IGUAL. Estos no son nevaditos sino pilarmartitos, kirayitos o similar.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Geography Blog

Un blog más

Hablando solo

¿y tu que haces por aqui?

Perdonen que no me levante

Diarreas mentales de un pendejo electrónico

Incontinencia Verbal

Just another WordPress.com weblog

historias para no dormir

Just another Wordpress.com weblog

Respuestas Habituales

Sólo otro sitio WordPress.com

MiDimension

Un blog más

Xataka Ciencia

Un blog más

Calle Melancolía

Un blog más

Un blog más

UNA DE RIZOS...

Un blog más

M&M&M's Trip

Las aventuras de tres españolitos en UK

A %d blogueros les gusta esto: