Kiraya´s

Un blog más

A Alberto Casillas, ¿cómo puede uno equivocarse al votar?


Estimado ejemplo para la sociedad:

Admiro tu -si me permites- actuación del 25S y fui de las primeras en decir que falta un monumento conmemorativo para que al verlo siempre sepamos lo que tenemos que hacer.

Primeramente, que quede claro que respeto la elección de cada uno a la hora de su voto, siempre que sea una elección libre y siempre que el votante sea responsable y consecuente.

Antes de ir al grano, asentaré premisas por las que me rijo para que se entienda mi punto de vista:

  • No es responsable votar a ciegas.
  • No es libre votar coaccionado, con miedo, o bajo engaño.
  • No es consecuente desentenderse de las consecuencias de nuestros actos.

Comentabas en tu cuenta de Twitter:

Pero sino robo,ni mato, ni nada por el estilo ¿Que de malo hay en equivocarse al votar? ¿es un crimen? seamos humildes y reconozcamos nuestros errores, la gente de bien lo hace , gracias y disculpen a los que no me entienden.

Pues bien, para los que no le entienden, tal vez no hay nada que decir. Pero para los que sí le entienden, es probable que entiendan también la irresponsabilidad política del ciudadano de a pie como un “derecho”, como poco les parece una opción viable. No, señores, el voto irresponsable no es un derecho. Muy al contrario, tenemos un compromiso social que nos obliga a ser responsables, pero parece que si no viene en una ley famosa, no tiene validez.

Equivocarse” al votar sí puede resultar en un crimen. La complicidad del voto es indiscutible. Lo que que se puede discutir es el engaño que siguió, en este caso, al voto. Esto es otro cantar. “Equivocarse” al votar tiene mucho de malo. Que votes a uno que no tiene palabra, puede ser consecuencia de tu irresponsabilidad al informarte, te has dejado engañar porque has querido; pero también puede ser un engaño sin más, si no tenías manera de garantizarte la credibilidad de tu partido. Que te prometan lo contrario de lo que después te ofrecen, es un engaño.

En el caso que nos atañe, lo malo de “equivocarse” al votar es que la gente se suicida porque se queda sin casa, que muchos niños que vienen, no podrán recibir la formación académica que, los que no nosequivocamos” al votar, consideramos imprescindible para todos. También tiene de malo que no todo el mundo tendrá acceso a una asistencia médica de calidad (y gracias si conseguimos mantener el acceso a alguna, aunque sea precaria).

Pero lo peor de “equivocarse” al votar es que muchos se “equivocan” con gusto, ya sea porque no se informan o porque se despreocupan, que es más fácil abstenerse que ser responsable. Los menos se “equivocan” con la mejor de sus intenciones: favorecerse con la tragedia, abusar de sus cargos impunemente y limpiarse el culo con la Declaración Universal de Derechos Humanos mientras se lían un cigarrito para fumarse la Constitución, que total, a nadie le importa.

Hay mucho de malo en “equivocarse” al votar. Yo me centraría en reflexionar sobre cómo hacen otros para noequivocarse”.

Querido Alberto, decirte que:

  • Si has votado siendo consciente de que votabas al abuso, al engaño, a la inhumanidad… entonces no te has equivocado, tu elección es muy acertada.
  • Si has votado creyendo que el PP respetaría la igualdad de derechos en cuanto al acceso a la educación, al matrimonio, Sanidad, etc., te has equivocado, tu error no ha sido votar un cierto partido, tu error ha sido no informarte, has sido irresponsable.
  • Si has votado creyendo que lo mejor es que la educación y la sanidad sean derechos dependientes de la cuenta bancaria, que la homosexualidad sea sometida a la clandestinidad, que la religión católica sea impuesta bajo el lema “aconfesional” y seamos discriminados por nuestras creencias… entonces no te has equivocado, como mucho te han engañado al no decirte que a ti también te iban a joder.

Si me permites una sugerencia, te recomendaría ignorar a los que inviertan su valioso tiempo en criticarte por haber votado a un partido que se manifiesta contrario a ciertas libertades y que coarta derechos. Quizá su lucha por defender la democracia y el estado de bienestar les deja también tiempo para apuntar con el dedo a otros ciudadanos mientras los mercados siguen abusando; quizá no distinguen bien entre “nostros” y “ellos”; quizá…

Decirte también, por añadir algo, que a mi modo de ver, ya está hecho. De nada sirve darle vueltas a lo que he votado, pero sí sirve ser consciente de las consecuencias de nuestros actos y tratar de orientar nuestras vidas hacia una responsabilidad real, desde el individuo y para el conjunto.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “A Alberto Casillas, ¿cómo puede uno equivocarse al votar?

  1. Te has dejado un supuesto, que es cuando uno vota a la otra opción del bipartidismo para sacar del poder al partido que gobierna en ese momento, sea del color que sea. Que sería ser estúpido y falto de ideales propios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Geography Blog

Un blog más

Hablando solo

¿y tu que haces por aqui?

Perdonen que no me levante

Diarreas mentales de un pendejo electrónico

Incontinencia Verbal

Just another WordPress.com weblog

historias para no dormir

Just another Wordpress.com weblog

Respuestas Habituales

Sólo otro sitio WordPress.com

MiDimension

Un blog más

Xataka Ciencia

Un blog más

Calle Melancolía

Un blog más

Un blog más

UNA DE RIZOS...

Un blog más

M&M&M's Trip

Las aventuras de tres españolitos en UK

A %d blogueros les gusta esto: