Kiraya´s

Un blog más

Octubre 2012 – Carta a mi sobrina: el Otoño en Berlín


A Berlín llegamos ya de noche y no empezamos a verlo hasta el día siguiente.

Y más tarde al día siguiente, empezaba yo a describir:

Hoy fuimos al parquecito de al lado de casa. Parquecito. Naturaleza pura en pleno Berlín. Fascinante despliegue de color que un joven otoño ofrece. Quisiera volver al cabo de un mes y poder experimentar el pleno juego de dorados, rojos y naranjas que llenará el parque para entonces. Pero aprecio con agrado lo que se me ofrece en el momento. Tardes verde-amarillas, árboles divididos entre la salida del estío y la entrada del helor, denotando puntos cardinales con su coloración. Lechos de hojas doradas que ocultan la blandura de un césped aún verde.

Quería intentar un diario-resumen que utilizar después para desarrollar una descripción más amplia de las visitas. No fui capaz. Me dediqué a disfrutar y no a describir. Y no me arrepiento.

Finalmente, en el vuelo de vuelta comencé a escribir una carta para mi sobrina. Nunca la terminé, y nunca se la envié. En la carta no hay detalle de todo lo que visitamos, hay solamente mi apreciación de un contraste, sobre todo del contraste urbano vs bucólico.

——————

“Hoy te empiezo a escribir desde el avión, a no sé cuántos mil metros del suelo… o del mar, que ahora mismo ya debemos estar cruzando el Canal de la Mancha para volver a casa.

Después de una maravillosa semana en Berlín, volvemos a nuestro Brighton de siempre, ¿te dije alguna vez que Brighton se conoce como la capital gay de Reino Unido? Pues así es, y de hecho la discriminación positiva esa de la que se habla, favorece asociaciones “gay” que los de dicha orientación sexual utilizan para ayudarse, y se involucran a nivel mundial. Hasta me comentaron un caso de alguien a quien le encontraron casa y trabajo en España, donde ya no quedan ofertas de empleo ni para los que tienen experiencia.

De Berlín tanto qué decir… Es una ciudad de contrastes, y llena de historia hasta la saciedad, pero sobre todo llena de la triste historia de familias rotas, de desigualdad, de muerte y miedo… el horror de Hitler llena cada rincón, y la liberación de su régimen del terror se filtra por entre las grietas de los mismos rincones. El odio y el amor se reúnen en una ciudad donde el asfalto y el hormigón se entremezclan con paraísos de agua dulce y hoja caduca. El otoño en Berlín es una fiesta de color en lo que queda de sus bosques, y a la vez, Berlín en sí es todo color en las áreas urbanizadas, porque los edificios se pintan de mil colores y los grafitis llenan las paredes monocromáticas que pudieron haber quedado por medio. Este contraste me afecta particularmente, porque siento debilidad por las formaciones naturales y puedo encontrar aberrantes las edificaciones humanas, que normalmente no respetan el mundo tal cual es y lo destruyen por capricho. Otros dirán que lo que yo llamo capricho es necesidad, y yo tengo que discrepar necesariamente, pero no entro en discusiones absurdas que no llevan a ningún lado.

Como sea, y a parte de mi vocación de bióloga, son realmente increíbles las formaciones boscosas que te encuentras en medio de la ciudad. Los parques no son parques, son bosques reducidos, pero bosques aún. No son como esos jardines inmensos, pero artificiales, de Madrid, Londres o París. No, en Berlín el verde es natural, harmonioso en sí pero disonante con el entorno urbano que lo rodea, de forma que paseas por un auténtico bosque de castaños o de robles, y en cuanto te viene en gana sales a un bosque de cemento, perfectamente cuadrangular y aburridamente monótono en zonas como la Karl-Marx Allee, pero más a nuestro estilo en las zonas nuevas o la vieja Berlín occidental; en cualquier caso, con una amplia gama de grafitis expuestos en fachadas, tapias y… el muro, lo que queda de él.

El clima es tipo continental, así que no te impregnas de esa humedad constante y acogedora de Ámsterdam. Si hace frío, y llega a hacer mucho frío, te abrigas y puedes seguir viviendo, no como en Coruña, que la humedad hace de vehículo y lleva a ese frío a instalarse en tus huesos, llegando incluso a resultar doloroso (no tienes más que escuchar a gente de más de 30 años para darte cuenta de que la humedad duele y el frío cala, aunque quizá tú nunca lo hayas sentido aún).

La historia de Alemania debería saber contártela el abuelo, que estuvo allí trabajando por un tiempo.

Fue una situación muy compleja y llena de dolor. La ciudad de Berlín se vio dividida por un doble muro de cemento entre cuyas paredes paseaban guardias armados y dispuestos a disparar a cualquier ciudadano tan desesperado como para atreverse a intentar cruzar esta frontera: el Mauer (muro). Y los había. Muchos consiguieron llegar a la parte Occidental a través de túneles excavados por debajo del muro. Imagina que de pronto las autoridades pertinentes deciden levantar un muro que divide la Ciudad Vieja en dos, que atraviesa los cantones dejando a un lado el puerto y al otro las playas, que parte toda Coruña en dos mitades, y se pliega sobre sí para rodear una zona de interés, a saber, Cuatro Caminos, por poner un ejemplo.”

——————

Y ahí me quedé. Quizá de la próxima visita me traiga algunas ganas de desmigar. Esta vez, al parecer, no.

Anuncios

Navegación en la entrada única

4 pensamientos en “Octubre 2012 – Carta a mi sobrina: el Otoño en Berlín

  1. Bonito, la esencia tu propia visión lo que te hizo sentir el empeño en que se entienda, lleno de sentimientos, gracias hermana… Por cierto llegó a su destinataria? (no es que no leyera que no llegó, pero mi torpeza hace que comente aki un mes después de los hechos así que tampoco tengo la certeza de que todo se haya quedado en el punto de lo escrito) Un gran Abrazo internauta puesto que pocos podemos darnos en persona. TK

  2. kiraya en dijo:

    ¡Gracias!

    Nunca terminé, así que no, no se lo envié tampoco.

    Si me pongo a ello, podría tener un blog llenito de “Cartas inconclusas” para toda suerte de destinatarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Geography Blog

Un blog más

Hablando solo

¿y tu que haces por aqui?

Perdonen que no me levante

Diarreas mentales de un pendejo electrónico

Incontinencia Verbal

Just another WordPress.com weblog

historias para no dormir

Just another Wordpress.com weblog

Respuestas Habituales

Sólo otro sitio WordPress.com

MiDimension

Un blog más

Xataka Ciencia

Un blog más

Calle Melancolía

Un blog más

Un blog más

UNA DE RIZOS...

Un blog más

M&M&M's Trip

Las aventuras de tres españolitos en UK

A %d blogueros les gusta esto: